Liturgia

4) LAUDES

Dios mío, ven en mi auxilio.

Señor, date prisa en socorrerme.

 

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre,

por los siglos de los siglos. Amén. Aleluya

 

HIMNO: CUANDO, SEÑOR, EN QUIETA LONTANANZA.

 

Cuando, Señor, en quieta lontananza

se encienden los fulgores de este día,

no dejes de avivar nuestra esperanza,

atiende al corazón que en ti confía.

 

Van a pasar por manos laboriosas

los granos de un rosario de ilusiones,

acógelas, Señor, que son hermosas,

amor y don de nuestros corazones.

 

Mujer llena de Dios, oh santa Rosa,

vivir para el Señor, para el Amado,

fue el ansia de tu amor, gracia divina,

llevada de su fuerza y de su mano.

 

No olvides los que vamos de camino

siguiendo en el desierto tus pisadas,

aboga ante el Señor favor divino

seguir como seguiste sus llamadas.

 

Proclamen nuestros labios la grandeza

del Padre que en el Hijo nos dio gozo,

y, siendo nuestra herencia la pobreza,

nos colma de su amor el Fuego Santo. Amén.




Atrás

Compartir