Línea de tiempo

Nacimiento

Sus padres, Gaspar Flores, miembro de la guardia del virrey (arcabucero) y la limeña María de Oliva (institutriz y ama de casa). Rosa fue la cuarta de los trece hijos que tuvieron.
 
Su nombre de bautizo fue Isabel – en honor a su abuela materna, pero debido a un acontecimiento prodigioso en el cual su rostro se volvió una Rosa, su madre le comienza a llamar así. Más adelante, venciendo los escrúpulos y aconsejada por su confesor, ella misma determina que su nombre sería Rosa de Santa María.
 
 “La bendita niña tuvo edad de tres meses poco más o menos; estándola meciendo, una india criada de esta casa, en una cuna, teniendo cubierto el rostro la bendita niña, la dicha india se lo descubrió, por ver si había tomado sueño; y la vio tan hermosa que llamó a unas niñas que estaban labrando (cosiendo) para que la viesen. Y haciendo todas admiración, esta testigo, desde el aposento donde estaba las vio, y sin decirles cosa alguna se fue derecho donde estaba la niña, y como la vio tan linda y hermosa, y que le pareció que todo su rostro estaba hecho una rosa muy linda, y en medio de ella veía las facciones de sus ojos, labios, nariz y orejas; quedó admirada de ver aquel prodigioso suceso, y la tomó en las manos y empezó a hacer con ella mil alegrías, y mostrar su rostro y contento, y con esta demostración dijo: yo te prometo, hija y alma mía, que mientras viviere, de mi boca no has de oír otro nombre sino el de Rosa. Y así lo cumplió esta testigo, porque de allí en adelante siempre la llamó Rosa, y no Isabel” (Proceso, p. 378)

Atrás

Compartir