Línea de tiempo

Desposorio

Santa Rosa de Lima sufrió mucho tiempo la incomprensión de familiares y amigos y padeció etapas de aridez espiritual (como si el alma estuviera en un desierto), pero todo ello hizo madurar su intensa experiencia espiritual y en medio de todo nunca perdió la alegría en su carácter (siempre cantaba, componía versos, adornaba las iglesias con sus arreglos florales) y la belleza de su rostro. Llegó así a alcanzar el grado más alto de la escala mística: el matrimonio espiritual.  El domingo de Ramos de 1617 en una profunda oración, santa Rosa observa que la imagen de la Virgen del Rosario del Convento de Santo Domingo cobra vida y el niño Jesús que tiene en brazos le pidió : “Rosa de mi corazón, sé mi esposa”. En la misa del 26 de marzo de 1617 se celebró en dicho lugar su místico desposorio con Cristo, siendo Fray Alonso Velásquez (uno de sus confesores) quien puso en sus dedos el anillo simbólico en señal de unión perpetua.

Atrás

Compartir