Línea de tiempo

Adultez

Hacia 1615, y con la ayuda de su hermano, Hernando Flores de Herrera, construyó una pequeña ermita en el jardín de la casa de sus padres. Allí, en un espacio de poco más de dos metros cuadrados (que todavía hoy es posible apreciar), Santa Rosa de Lima se recogía con amor a orar y a hacer penitencia, por la salvación de su patria y de todos los que se encomendaban a ella pidiendo ayuda.

Atrás

Compartir